Peña de Baena 22 de mayo de 2019

La Denominación de Origen Baena entregó ayer en Nueva Carteya los premios a la calidad en su 26 edición.

En la categoría de frutado maduro la medalla de oro ha recaído en Cortijo Suerte Alta, de Albendín, y la medalla de plata en la Olivarera San Isidro, de Castro del Río. En la categoría de frutado verde no amargo, la medalla de oro es para la sociedad cooperativa olivarera Germán Baena, de Baena, y la medalla de plata para Peña de Baena, también de la misma localidad. En frutado verde, la medalla de oro ha sido para la sociedad cooperativa olivarera Nuestra Señora de Guadalupe, de Baena, y la de plata para Almazara de Luque.

Javier Maté, subdirector general de calidad diferenciada y producción ecológica del Ministerio de Agricultura, comentó que vivimos en un mundo muy cambiante donde la calidad diferenciada, las denominaciones de origen protegidas, y la producción ecológica, son elementos clave de las políticas de desarrollo y sostenibilidad de los tejidos rurales porque generan un valor añadido que mejora las rentas de los agricultores y el asentamientos de la población rural favoreciendo la sostenibilidad social y la medioambiental. «Son el hilo del tejido social y rural que nos permite ser más resistentes frente a las crisis de mercado». Por su parte, Cristina de Toro, directora general de la Consejería de Agricultura de la Junta de Andalucía, tras reconocer el trabajo «bien hecho» y la apuesta por la calidad, advirtió que «no hay que bajar la guardia» ya que queda trabajo por hacer y margen de crecimiento, además «hay que apostar por la competitividad y la internacionalización». El presidente del consejo regulador de la DO, Javier Alcalá, recordó que las líneas maestras son apostar por la diferenciación y la calidad, ya que para competir con el aceite que se produce en olivar intensivo con unos costes de recolección «excesivamente bajos tenemos que añadir algo más y potenciar las características que nos diferencia». Considera también que «es un error» apostar por la concentración y cree que la bajada de precios de este año «en alguna medida ha venido provocada por la concentración».

En el acto, la denominación reconoció a la cátedra de Gastronomía de Andalucía, la Asociación de Hostelería de Valladolid, la asociación cultural Tres Sombreros de Copa, la asociación de mujeres Trece Rosas y al agricultor Juan Martínez Merino. También se ha llevado a cabo el hermanamiento entre la DO Montilla-Moriles y la DO de Baena.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados
No hay comentarios de esta noticia