Departamento comercial: Avda de la Torrecilla, 12 - Córdoba - 957 760 003
Peña de Baena 16 de octubre de 2019

¿Sabías que el precio del aceite de oliva virgen extra varía cada día?

Igual que en otros productos los precios varían en función de la oferta y la demanda de aceite que exista.
Por supuesto, tu podrás comprar el aceite de oliva a precios prácticamente estables salvo en casos puntuales, como al inicio de una temporada en la que hay disponible aceite de primera prensada, habitualmente con un precio superior y también una calidad que no se repetirá durante el resto del año.

En función del grado de acidez y otros parámetros el aceite consigue una valoración (lampante, virgen y virgen extra) y para cada uno se establece una cotización, por variedad y dependiendo de los plazos de entrega y otros factores.

Además, en función del tipo de material utilizado en el envasado, de la capacidad del envase y la cantidad total de producción también puede variar.

¿Tienes curiosidad? Existen varios observatorios de precio en internet que siguen diariamente el precio del aceite de oliva en origen y los muestran en forma de gráficos.


¿De qué depende el precio del aceite de oliva?

Depende de muchos factores, pero principalmente de la oferta y la demanda

Nivel de producción.

Como podrás imaginar, las condiciones del cultivo y la evolución climatológica puede hacer que la producción suba o baje, variando con ello el precio del aceite de oliva.
Las plagas y enfermedades que afectan al olivo también condicionan la cantidad de producción y al mismo tiempo su calidad. Cuando una plantación de olivar sufre enfermedades los costes de producción aumentan y por tanto su precio.

Calidad del aceite de oliva

La calidad es otro de los factores determinantes en el precio del aceite de oliva. Esta se mide y valora en función de análisis químicos y físicos, con el que se detectan parámetros como la acidez y el contenido en los diferentes ácidos grasos que componen el aceite.
También es posible que aunque cumpla con muy buenos datos físicos y químicos su sabor no sea bueno, para ello también se realizan catas con las que se determinan las cualidades organolépticas.
Por supuesto, para obtener un aceite de mayor calidad y rendimiento es necesario invertir más, con lo que el coste aumentará y el precio subirá en consecuencia.
Por ejemplo, el aceite extraído en frío conserva intactas sus cualidades, pero también implica menor rendimiento ya que los ácidos grasos no se liberan bien a bajas temperaturas.

¿Merece la pena un aceite de oliva de precio superior?

Un aceite de oliva virgen extra de alta calidad siempre merece la pena ya que su rendimiento para el consumidor será mayor, conservando durante más tiempo sus características.
Por otro lado, un aceite de oliva virgen extra de alta calidad es más saludable. Su contenido en ácidos grasos beneficiosos para el organismo es mayor que el del aceite de oliva normal.
En cuestión al sabor, aunque hay para todos los gustos, un aceite elaborado con la oliva recogida cuando aún está verde, tiene un toque picante más pronunciado, lo que lo hace más agradable en boca y especialmente recomendable para tomar en crudo.

¿Cómo afecta al precio la Denominación de Origen?

Gracias a la denominación de origen el aceite que se comercializa bajo la marca mantiene unos valores de calidad homogéneos y esto facilita que el precio, dentro de la misma Denominación de Origen.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados
No hay comentarios de esta noticia