Departamento comercial: Avda de la Torrecilla, 12 - Córdoba - 957 760 003

Recetas

Peña de Baena 08 de marzo de 2019
chuleta.jpg

Este plato, a primera vista simple, nos invita a degustar el sabor de la carne en todo su explendor disfrutando de la jugosidad y textura suave y agradable que ésta nos ofrece. Que mejor acompañamiento para este corte de carne que el Aceite de Oliva Virgen Extra Molino de Ízcar, el cual aporta notas frutales como la manzana, y los ajos. 

Un plato simple pero a la vez deleitoso.

Peña de Baena 20 de febrero de 2019
tartar.jpg

Llamamos tartar a la forma en la que se corta y prepara el pescado en crudo. Antes era más habitual encontrar el atún rojo en forma de shushi pero, gracias al tartar, conseguimos un plato delicado y suculento que, junto con el Aceite de Oliva Virgen Extra Peña de Baena y las huevas de trucha, obtenemos un entrante, o primer plato, perfecto para cualquier ocasión.

Peña de Baena 08 de febrero de 2019
berenjenas.jpg

Plato típico cordobés que suele tomarse como aperitivo.

Las berenjas, al freírlas, tienden a absorver aceite y enmascarar su sabor, sin embargo, con el Aceite de Oliva Virgen Extra Molino de Ízcar esto no sucede, ya que se trata de un aceite de sabor suave, ideal para frituras aportándole al plato un extra de textura crujiente.

Peña de Baena 09 de enero de 2019
pulpo1.jpg

Juntando una buena materia prima como lo es el pulpo de Galicia, el pimentón de la Vera y nuestro Aceite de Oliva Virgen Extra Peña de Baena, que por su suavidad y ligeros toques a frutos secos lo hacen un excelente condimento para este plato, conseguimos un plato sencillo y exquisito, que, si además lo acompañamos de de la mayonesa de pimientos, a base de Aceite de Oliva Virgen Extra Peña de Baena, lo elevamos a otro nivel.

Peña de Baena 20 de diciembre de 2018
rabo de toro.jpg

El rabo de toro es el plato típico cordobés por excelencia junto con el salmorejo, éste se trata de un estofado fácil de preparar que, tiene origen en la época romana. Con el Aceite de Oliva Virgen Extra Molino de Ízcar conseguimos una salsa difícil de superar, gracias a su suavidad y a los ligeros matices amargos y picantes que aporta.